facebook twitter youtube intagram
  • Colmenar Viejo

La Asociación de Vecinos de Colmenar Viejo responsabiliza de la presencia de ratas a un problema 'de años' en la limpieza viaria

  • La Asociación señala que las ratas se han apropiado de la calle del Tomillo y culpa a la limpieza viaria como origen de un problema de insalubridad ante lo que define como 'pasividad del Ayuntamiento'

  • Preguntado por Onda Cero Madrid Norte, el gobierno municipal ha señalado como origen del problema la demolición de unas naves próximas y ha recordado los tratamientos de desratización que se están llevando en la zona.


Para la Asociación de Vecinos de Colmenar Viejo: "Las ratas se han apropiado de la zona de la calle del Tomillo, del barrio del Alamillo, y de otras muchas áreas del pueblo. Son un síntoma evidente de la existencia de un riesgo contra la salud de residentes y visitantes en Colmenar Viejo que el Ayuntamiento no afronta en profundidad. La acumulación de basuras en calles y solares, sumada a la escasa frecuencia de las recogidas, la falta de limpieza viaria en Colmenar Viejo, son el origen de otros graves problemas del municipio." 

Denuncian que "la infestación de roedores, cucarachas, los olores, la acumulación de residuos sólidos urbanos son las consecuencias visibles de esos problemas que no han sido atendidos adecuadamente por los responsables municipales durante años, y que sólo han aplicado medidas paliativas, puntuales, y de mucho mayor coste para las arcas municipales, según la paciencia de los vecinos se desbordaba." La Asociación de vecinos por Colmenar Viejo ha resaltado que desde su fundación está recogiendo continuamente quejas por este asunto, y todas ellas con el denominador común de las basuras y limpieza viaria.

En su comunicado, la asociación analiza la problemática en los siguientes puntos: un problema colectivo y comunitario referido a la falta de concienciación, educación y compromiso cívico por parte de aquellos que depositan basuras y enseres en el exterior de los contenedores o en cualquier otro lugar de la vía pública no autorizado. A esto se suma la existencia de “rebuscadores” que esparcen aún más los residuos por la vía. Frente a ello denuncian una "falta de control municipal, las campañas de concienciación, de escasa penetración y alcance, la ausencia de medidas sancionadoras y de control por parte del consistorio a la hora de perseguir estas prácticas, y principalmente la nula voluntad de los responsables en tomar decisiones firmes contra los infractores". 

De una mayor importancia en el problema, culpan a "la incapacidad del Ayuntamiento para mejorar el servicio de limpieza, adaptándolo a las necesidades actuales de un municipio de 50.000 habitantes de derecho, pero muchos más de hecho. El contrato actual de recogida de basuras lleva desde el año 2015 en prórroga forzosa, sin actualizarse debidamente por los cambios de población residente, tanto en número como en ubicación, y sin atender la existencia de una población no empadronada formada no solo por residentes ilegales, sino que acoge en mucha mayor medida también estudiantes, trabajadores ocasionales e incluso aquellos empadronados en otras localidades para acceder a servicios públicos de su interés en esos otros pueblos o ciudades, buscando plazas en guarderías y colegios, acceso a residencias de mayores, menos impuestos municipales, etc. A esto se suma que la extensión urbana de Colmenar Viejo ha crecido debido a la entrega de construcciones de nuevas urbanizaciones, que añaden kilómetros de recorrido a los servicios de limpieza y recogida, consumos de combustible, tiempos de desplazamiento además de más metros cuadrados que atender."

-Publicidad-

Zoo Que 980x200

Para la Asociación de Vecinos de Colmenar Viejo existen otros condicionantes como "la falta de vigilancia y control de la ejecución del contrato en aspectos tan esenciales como puede ser la limpieza del alcantarillado, la eliminación de malas hierbas en las calles, el control de frecuencias en la recogida, el estado y mantenimiento de los contenedores y su limpieza, el estado de la maquinaria y de los vehículos destinados a la limpieza viaria, el baldeo eficaz de calles, el estado de conservación de papeleras y su distribución o la dispensación de bolsas para la recogidas de excrementos de perros... También la falta de mantenimiento efectivo de los contenedores soterrados, que provoca continuas averías o los múltiples desperfectos que presentan los contenedores de orgánicos pese a estar escasamente más de un año en las calles, y que se adquirieron sin disponer de vehículos adecuados, por lo que el Ayuntamiento mantiene un alquiler de camiones de recogida de basuras separado del contrato principal. Otro tanto puede decirse de la necesidad imperiosa de un nuevo “Punto limpio” en el casco urbano, más próximo y accesible a los vecinos, o incluso de “puntos limpios” móviles que satisfagan necesidades puntuales y concretas."

La Asociación de Vecinos por Colmenar Viejo concluye su comunicado señalando que "ante la pasividad de los responsables municipales, ha comenzado a preparar, con pruebas gráficas y documentales, una denuncia ante los servicios de Sanidad Publica de la Comunidad de Madrid por el riesgo existente contra la salud de la población en las calles del municipio. La Asociación confía en que los responsables municipales reaccionen diligentemente ante las carencias denunciadas sin necesidad de tener que iniciar un procedimiento de tal envergadura".

El gobierno municipal recuerda las acciones llevadas a cabo en limpieza

Preguntado por las críticas vertidas por la Asociación, el gobierno municipal ha remitido a las acciones llevadas a cabo en el ámbito de la limpieza y ha recordado que el Pleno aprobó en septiembre de 2018 la propuesta del Alcalde Jorge García Díaz para ampliar el contrato de limpieza viaria y recogida de residuos con el que se incorporaron 14 trabajadores más a la plantilla que presta estos servicios y se adquirñua una hidrolimpiadora. Acciones que supusieron incrementar la inversión municipal en esta materia 55.024,34 € al mes, un total de 660.292,08 € anuales que se suman a los 3.534.717,60 € destinados a esta materia hasta el momento. 

En cuanto al caso concreto de la aparición de ratas en el Barrio del Alamillo, el primer teniente de alcalde de Colmenar Viejo, Carlos Blázquez señalaba que hace tres semanas se derrumbaron unas naves que llevaban tiempo abandonadas y que desde entonces se detectó la presencia de estos roedores. Ante ello, el gobierno municipal requirió un informe a Salud Pública de la Comunidad de Madrid y se han seguido sus indicaciones retirando los contenedores de basura en superficie y llevando a cabo tratamiento de desratización tanto subterráneos como en superficie. Unos tratamientos que recuerda tienen resultados a largo plazo aunque ya han detectado una reducción del número de ratas en la zona.

Actualidad Colmenar Viejo